jueves, 26 de abril de 2012


LA IMPRENTA
La imprenta crea un modelo de comunicado informativo que tiene las características plenamente fijadas en el siglo XVI. Las primeras hojas informativas impresas sólo contenían una noticia explicada de forma escueta y sin más reclamo que un título. Pronto aparecen los grabados complementarios para satisfacer la curiosidad de un público compuesto por una minoría de alfabetizados.
Hay que esperar a los almanaques (calendarios) alemanes para encontrara variedad informativa dentro del mismo medio.
En el siglo XVI, Mc Luhan convierte “la comunicación” en un nivel privilegiado de interpretación de la mecánica de la historia. La imprenta incide en el desarrollo histórico, aunque su acción transformadora no es determinante hasta el siglo XVIII.
El consumidor de la imprenta era un público limitado a clérigos y aristócratas que en un primer momento se resistieron a la lectura de literatura no manuscrita porque consideraban las obras impresas una ordinariez. Estos sectores culturizados exigieron que el nuevo instrumento se dignificase: la imprenta se aplicará a reproducir obras homologadas por la nobleza cultural.
La imprenta no cumplió un papel de instrumento de difusión cultural hasta que la burguesía estuvo en el poder. Cuando ésta necesitó legitimar su poder en la opinión pública, estimuló la imprenta y la información impresa. Cuando el industrialismo necesitó mano de obra especializada (técnicos) fomentó la difusión cultural basada en el utillaje de imprimir.
En esta fase histórica, la imprenta era simplemente un “loco cacharro” temido por el poder. La comunicación de lo establecido siguió siendo la manuscrita y la transmisión oral en el marco de las ciudades.
La impresión de la Biblia permitió enfrentar a solas cada conciencia con el mensaje.
La imprenta y las luchas religiosas
El siglo XVI se caracterizó por la capacidad de represión del viejo orden frente a todas las irrupciones que surgieron. Al dividir el monolitismo del poder católico, se debilitó uno de los instrumentos de paralización histórica más determinantes.
Cuando estalla la polémica entre luteranos y papistas, asistimos a una interesante pugna propagandística que promete la definitiva irrupción de la libertad de expresión. En realidad, se trataba de sustituir un dogma por otro.
La Reforma se limitó a liquidar la más anquilosada de las estructuras medievales, el poder cumbre papa - emperador, el más conflictivo con el desarrollo social.
La Reforma trataba de crear un movimiento de masas de adeptos mediante la persuasión. Inicialmente, sólo tenían argumentos y la intención de hacerlos masivos. Para ello, disponían de mejores posibilidades de difusión que otros innovadores anteriores: la unidad del papado era sólo aparente y el Renacimiento había sembrado dudas ideológicas en el edificio cristiano.
A través de las luchas religiosas, se manifiestan muchas tensiones seculares, y la imprenta las protagonizó en muchas ocasiones. Con la publicación en 1517 de las tesis de Lutero, se convierte la ideología discrepante en objeto de uso. Melanchton, lugarteniente de Lutero, se convierte en un propagandista incansable, elabora una dogmática protestante y practica la lucha religiosa como una lucha ideológica.
Los propagandistas protestantes alemanes se aplicaron a una inversión de la simbología que presumían se emplearía en su contra; así, en su líbelo a la nobleza cristiana de la nación alemana, Lutero trata al papa como si fuera el precursor del anticristo. Para la mentalidad de un hombre del siglo XVI, la mera posibilidad de leer las discrepancias, de comprobar la posibilidad de que un papa esté relacionado con los infiernos, tenía una eficacia persuasora, aplastante.
Los propagandistas alemanes crearon caricaturas religiosas y políticas; las más notables son HOMBRES COMUNES y elTEÓLOGO MURNER.
Hombres comunes: Opone la lógica de lo común al aparato verbal del dogmático (fundamento de toda ciencia) teólogo.
*La utilización del “diálogo” socrático como técnica de propaganda responde a la moda europea de aplicar el mismo tratamiento a toda forma de reflexión ensalzadora (discurso en defensa de alguien). La proliferación de estas manifestaciones fue como una explosión de escritura incontrolada que alarmó al poder; ”Durante las guerras de religión el espíritu periodístico permanece vivo. Está viva la necesidad de informar por un lado, hacer propaganda y crear opinión pública favorable” Giuliano Gaeta.
Las consecuencias de la Reforma sobre la imprenta serán constantes y radicales. La Reforma estimula la 1ª utilización del instrumento al servicio del cambio histórico y condiciona la constante aplicación del aparato represivo en contra de la herramienta.
Uno de los aspectos más interesantes fue la elaboración y persecución de Placards, que eran cartelillos escritos que se pegaban o clavaban en los lugares públicos para su lectura general. Lutero se valió de ellos para difundir sus 95 tesis. Los impresores acogen esta modalidad literaria como un buen negocio
En 1550 aparece lo que Gaeta llama una “auténtica ley orgánica sobre la prensa”: era preciso un permiso real para imprimir, para vender libros y para importarlos.
En el siglo XVII las imprentas reales van a hacer apología de un sistema político, social,... Con todo, la Reforma ya había dejado secuelas históricas.
En resumen, la Reforma prestó ayuda a la causa de la libertad, como se expresa aquí:
1. - Se produjo un debilitamiento general de la jerarquía eclesiástica.
2. - En los estados protestantes, el supremo poder teológico fue asumido por el soberano.
3. - La lucha entre estados católicos y protestantes termina en la guerra de los 30 años.
4. - La libertad de lectura de la Biblia significaba una libertad de interpretación.
Otra consecuencia positiva fue el orden de cosas derivado de la alianza entre humanistas y reformistas. Los primeros, seguidores del racionalismo de Erasmo de Rotterdam, ven una oportunidad de romper la intolerancia católica.
Hay que ver a la propaganda protestante como un instrumento siempre racionalizado y sistematizado.
Fases históricas de la propaganda luterana
1. - La imprenta permite difundir ideas en masas mucho más apreciables que las convocadas por el mensaje oral (en esa época, la imprenta tenía más autoridad que en la actualidad).
2. - Los luteranos adoptaron el lenguaje del mensaje según su nivel social, cultural... etc.
Frente a esta propagación del luteranismo, la iglesia católica reaccionó inicialmente con simples medidas represivas. Pero a medida que el reformismo iba ganando poder, tuvieron que recurrir a un sistema de contrapropaganda.
El papa Gregorio XIII puso en marcha en 1572 el embrión de la congregación De propaganda fide, cuyo fin era propagar la verdadera Fe. Ellul ve en esta acción un aspecto positivo: la creación de una “imprenta políglota” para asegurar la impresión de textos importantes cuya difusión aseguraba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada